La Ley Wert y la Seguridad Vial

07.12.2012 18:49

¡Quiero Conducir, Quiero Vivir!

 

En estos días se habla mucho de la propuesta de la nueva ley de educación. Y como críticas más destacable, que el nuevo sistema educativo se convierte en sexista, excluyente, anti-educativo, que va en contra de las lenguas existentes en el país, etc.

Pero no he oído nada referente a la enseñanza de Seguridad Vial, tal como pedimos la mayoría de las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico.

He escuchado que las asignaturas se dividen en tres bloques: Troncales,  Específicas y de Especialización.

Las Troncales: Lengua Castellana, Matemáticas, Lengua Extranjera, Ciencias Sociales, Biología y Geología, Física y Química, Geografía e Historia. Y todas ellas deben ocupar un 50% del horario.

Las específicas son: Plástica, Religión, Música o Educación Física. Y sobre el horario y contenido de éstas las autonomías pueden incidir más.
Y por último las de Especialidad son:  las lenguas cooficiales y otras materias aún
por determinar.

En este último bloque es donde se encuentras las leguas como Catalán, Gallego o Euskera.

El ministro ha propuesto  como lenguas oficiales: Castellano e Inglés,  y  Francés como optativa.

Y también se critica que asignaturas como: Historia,  Filosofía, Literatura,  Música,  Artes Plásticas o la Educación Física, se ponen en peligro.

Educación para la ciudadanía, que era la materia quecontenía, algo de seguridad vial, desaparece. Pero la asignatura por la que se sustituía “Educación cívica y social”,
también.

La asignatura de religión, que en principio la iglesia quería que volviese a
ser evaluable, se verá como queda con los desarrollos, en cuanto a peso en la evaluación. Y para competir con ella, como alternativa, aparecen “Valores Culturales y Sociales” en primaria y “Valores Éticos” en secundaria. En bachillerato, la materia continúa sin alternativa, y se ofrecerá en el bloque de materias específicas.

Y ahora ¿dónde se trata algo de Seguridad Vial?

Por supuesto, nada que ver con una asignatura específica sobre Seguridad Vial, en todas las etapas de la educación, que para los que han diseñado este nuevo sistema educativo debe ser impensable, y que las asociaciones pedíamos.

No hemos tenido ninguna contestación a nuestras peticiones como asociación, pero ya nos imaginamos: crisis, falta de medios, falta de tiempo…

Ante la alternativa de Religión o una asignatura más fuerte, como dicen que sería Valores Culturales y sociales o Valores Éticos, si es que en estas asignaturas es donde se recoge algo de seguridad vial, que no tengo ni idea, los alumnos escogerán religión.

Y yo me pregunto, ¿quién defiende la enseñanza de la Seguridad Vial en este proyecto de reforma educativa? ¿Hay alguien que lo defienda ante el ministro Wert?

Me temo que la enseñanza de la Seguridad Vial quedará nuevamente relegada a los ayuntamientos que dispongan de un concejal de seguridad, concienciado, que le pida a la policía local que vaya un día al colegio de turno a hablar a los niños o a los jóvenes o las visitas al parque de seguridad vial, para aquellos municipios privilegiados que cuente con un parque; aquellos policías técnicos en educación vial que quieran seguir enseñando y concienciando en sus horas libres; algunos miembros de asociaciones de víctimas que seguimos expandiendo nuestra concienciación con nuestros escritos, actos o visitas a colegios, y Esther Rincón, que de forma totalmente altruista y en sus
horas libres, ha montado la seguridad vial en el colegio donde es profesora.

Mi eslogan “un niño educado es un futuro conductor concienciado” nunca será posible. Porque una asignatura de Seguridad Vial parece imposible en la nueva Ley de Educación.

Flor Zapata Ruiz, madre de Helena, que murió por un conductor con alcohol.